martes, 7 de febrero de 2012

Hombres peludos, especie en extinción!


Algunos se afeitan, otros se depilan y los más osados lo hacen con láser y definitivo: los varones perdieron el pudor y se sacan los pelos tanto o más que las chicas. La nueva tendencia es la delineación de las cejas porque les da una mirada más pronunciada. Lo dicen las cosmetólogas que aseguran que a sus locales, últimamente, llegan la misma proporción de varones que de mujeres y que los más audaces también se sacan los pelos de las orejas, la nariz, el pubis, la barba, las piernas, los antebrazos, el pecho, las axilas, los hombros o la espalda. No sólo son metro y homosexuales, los hombres comunes y corrientes quieren verse más lindos. La ceja cruzada de Leo García y las finas de Cristiano Ronaldo o el cavado de Gerardo Sofovich son –ahora– cosa de todos los días.

Las cosmetólogas explican que depilar cejas de varones es una tarea bastante difícil: si en las mujeres sólo lo hacen con cera para dejarlas finitas, en cambio, entre los caballeros hay que entresacar pelo por pelo. “Los hombres se depilan cada vez más y eso sucede en el mundo entero. Es un fenómeno estético porque ya no se usa más el pelo. No les pregunto la orientación, pero hay de todo. Lo que más me piden es el pecho y la espalda. Las cejas los que tienen la mirada caída. Es un trabajo delicado porque los hombres no quieren que se note una ceja depilada y hay que entresacar los pelos”, dice Silvia Rao, que trabaja desde hace diez años en Caballito.

“No me depilo con cera, me pasó la máquina del pelo bien al ras. No soy un chabón peludo pero tengo cinco pelos locos en el pecho y no me gustan. Además, voy al gimnasio y quiero andar en cuero y sin pelos. Lo hago por mí y porque a las chicas les gusta. En las piernas y los antebrazos, sólo me recorto un poco porque si no las patas me quedan como pollo. En la parte que no se muestra me saco todo, porque quiero que la mujer tampoco tenga. Las cejas, ni loco”, confiesa Juan Pablo, 26 años.

En los locales de estética un cavado profundo cuesta 70 pesos, el pecho otros 70, la cara sale 80 y el cuerpo entero 190 pesos. “Me saco los pelos de entre cejas, me recorto las axilas y el pubis. En el pecho no tengo nada. No sé, me gusta”, confiesa Martín, de 32.

Renato Auricchio es médico esteticista y dice que los varones tienen distintos motivos para quitarse el pelo: “Algunos sufren foliculitis y no pueden afeitarse la barba. Se depilan con láser o la dejan crecer bien tupida. Otros, muy velludos, se depilan el pecho porque quieren bajar la cantidad. Usamos el mismo método que en las mujeres”. Beatriz Sosa es depiladora desde hace 20 años. Asegura que al local de Monroe y Moldes llegan hombres y mujeres por igual: “Los varones vienen cada vez más. Me gusta atenderlos porque no son tan mañosos como las mujeres. Se depilan las cejas porque tienen mucha cantidad. Yo trato de sacarles los gruesos y dejarle el largo. Lo hago con cera y después les entresaco con la pinza. Me dicen que sienten que tienen más cejas que ojos. Tengo un señor de 70 y otro de 30 años que vienen seguido. También les depilo las orejas o las fosas nasales: tengo mucho cuidado porque un mal tirón les deja un hematoma”.

Guillermo Vilaseca es psicólogo y coordina desde hace 30 años a grupo de varones. Asegura que aquel refrán del que el hombre es como el oso “mientras más feo, más hermoso” quedó atrás: “Los varones no son más los proveedores sexuales ni económicos, esos boys scouts que mueren con las botas puestas: ahora le brindan un cuidado importante a su aspecto. Además hay hombres que padecen el tema del vello porque transpiran mucho y otros que lo hacen por una cuestión de aspecto, como en el caso de la andropausia, donde los cambios hormonales les provocan el crecimiento de más pelos en la nariz o en la orejas”. La psicóloga Any Krieger disiente: “Si los hombres se depilan cada vez es más es porque quieren mimetizarse con lo femenino. Hay una postura bisexual en los sujetos del siglo XXI”. Nicolás, 23 años, juega fútbol en un club de Primera: “Me depilo los brazos y un poco la espalda. No tenía mucho pero me parece más prolijo. Empecé boludeando y ahora me saco todo, queda más lindo. En el equipo todos se depilan las piernas, los brazos, la espalda, el pubis, las axilas. No hay ningún jugador que tenga pelo en el pubis y en las piernas, quieren que les queden brillosas”. Vilaseca concluye: “Ésta es una época muy rica porque los hombres tenemos la posibilidad de elegir el camino para construirnos como varones. Antes había un solo modelo de cómo ser hombre y ahora hay muchas masculinidades posibles”.

2 comentarios:

Carles dijo...

Yo tengo las piernas fotodepiladas y por lo que veo las mujeres les gusta un macho con pelo. A mi las piernas me gustan asi, sin pelo.
Pero me dado cuenta a tiempo que un hombre sin pelo, no es hombre, el menos en mi punto de vista. Por generación una mujer siempre tiene que ir bien depilada y un hombre tiene que ser peludo. En mi opinion y gracias a dios, me dado cuenta en que las mujeres tienen toda la razón. Donde hay pelo hay alegria. Si el verano tiene 3 meses por lo menos una depilacacion de axilas no esta nada mal por la calor y por la sudor. Todo lo demas hay que dejarlo siempre con pelo, que para eso tiene una explicacion.

Anónimo dijo...

Busco conocer hombre de rol versátil mas activo o activo serio, Soy un hombre de 34 años de edad, 178 cm de altura, peso 80 kilos, color de piel blanco, ojos negros, cabello corto negro, serio y discreto Mi numero es 04167927794 para contactarme; vivo en Maturin Estado Monagas
http://facebook.com/ronaldjose.martinezrondon